fbpx
¿Cómo puede afectar el estrés mi memoria?

¿Cómo puede afectar el estrés mi memoria?

La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado.​ 

Bajo momentos de estrés nuestra memoria se puede ver grandemente afectada. Esta genera una alteración producida por el estrés,  está mediada por una hormona llamada cortisol u hormona del estrés, la cual se produce en gran cantidad en las glándulas suprarrenales cuando hay algún evento estresante que afecta nuestra vida. 

Hay algunos factores que causan niveles elevados de cortisol en nuestra memoria como:

  • La falta de sueño
  • El consumo de cafeína
  • Practicar ejercicio intenso de forma prolongada 

El estrés es una respuesta natural y adaptativa que se da ante las demandas del entorno. Cuando interpretamos una situación como amenazante o supone un reto para nosotros, el cerebro reacciona de forma orquestada activando ciertas estructuras que se encargará de que nuestro cuerpo esté preparado para desarrollar un despliegue de energía que nos permita hacer frente a esas demandas.

«La activación que genera el estrés nos hace creer que podemos hacer varias cosas a la vez pero en realidad esto es contraproducente» cita Irene Bayarri, psicóloga.

Independientemente, cualquier situación en la que nos vemos expuestos va a ser causa de estrés, en mayor o menor grado, y eso eventualmente ejercerá efectos sobre los mecanismos de memoria.

Por ejemplo cuando un estudiante se prepara para tomar un examen. A la hora de presentar el examen si este se encuentra estresado puede no llenar el examen de manera satisfactoria. Se dará cuenta de que no fue capaz de responder las preguntas que se les formuló, respuestas que luego de terminado el examen es capaz de responder correctamente.

Consejos 

1- Controla tus niveles de estrés  

Esto es lo principal si quieres llevar un estilo de vida saludable y para lograr que tu memoria no te impida hacer ciertas actividades.

Muchas veces sentimos cansancio mental que viene asociado al estrés excesivo que experimentamos ante ciertas situaciones.

Cuando te sientas estresado aléjate por unos minutos de lo que estés  haciendo y dedica tiempo a la meditación. Si estás trabajando evita hacer actividades estresantes cuando llegues a casa.

2- Consume alimentos que nutran tu cerebro

Avena: Contiene Vitamina B1. Combate la fatiga intelectual, nerviosismo y estrés.

Pescado: Con Omega 3, Calcio, Potasio y Hierro. Favorece el flujo de información cerebral y por lo tanto, la buena memoria.

Huevo: Posee proteína. Favorece el envío de las señales cerebrales y previene la degeneración neuronal.

Fresas: Ricas en Antioxidantes. Estimula la memoria y favorece la supervivencia neuronal.

3. Intégrate en actividades sociales 

Las actividades sociales ayudan a reducir la depresión, estrés y soledad , factores principales para la degradación de la memoria. Comparte con tus seres queridos,  hagan actividades juntos como juegos de mesa, salir al parque o salir a comer etc.

4. Duerme bien

Para que el cuerpo y el cerebro puedan recuperarse de todo el estrés que ha experimentado es necesario que duermas. Dormir te dará las energías suficientes para enfrentar un día con buena cara, tener una mejor relación con los demás y sentirte interna y externamente más relajado.

5. Activa y energiza tu memoria  

Bioheforte es un energizante cerebral que está indicado como refuerzo vitamínico en el mantenimiento de los procesos y manifestaciones de las capacidades físicas y mentales presentes en: Deportes y actividades recreativas, bajo rendimiento escolar, laboral y mental, dificultad de concentración y retención mental. Malos hábitos alimenticios, bajo rendimiento físico, deficiencias de vitaminas y minerales.

Todo lo que debes saber sobre la influenza

Todo lo que debes saber sobre la influenza

¿Qué es?

La influenza es  una enfermedad respiratoria de carácter contagioso que afecta la nariz, garganta y en ciertos casos los pulmones.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la infección dura, generalmente, una semana. 

El virus de la influenza se transmite con facilidad de una persona a otra, a través de gotículas y pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos; y  suele propagarse, rápidamente, en forma de epidemias estacionales.

Tipos de influenza

Existen 4 tipos de virus de influenza:

1.Influenza de virus A: Son los únicos capaces de provocar pandemias.

2.Influenza de virus B: Junto con él A causa brotes de epidemias en ciertas estaciones.

3. Influenza de virus C: Suele causar infección leve.

4. Influenza de virus D: Afecta solamente al ganado.

Síntomas

Mayormente la influenza aparece de repente. Las personas que la tienen pueden experimentar estos síntomas: 

  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Secreción o congestión nasal
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio)

En algunos casos: vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

¿Cómo tratar la influenza?

Por lo general, para tratar la influenza solo es necesario un descanso, tomar mucho líquido y mantener las defensas altas. Pero cuando se presentan otras complicaciones o infección grave tu médico te medicará con antivirales.

Te puede interesar: 7 alimentos para subir tus defensas 

Los CDC recomiendan el tratamiento inmediato de las personas que tienen influenza confirmada o presunta y que corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, como las personas con asma, diabetes (incluida la diabetes gestacional) o enfermedades cardiacas.

¿Cómo se transmite?

Este virus es muy fácil de transmitir. Si tienes contacto con una persona infectada por medio de los estornudos, tos o al hablar.

Te puedes contagiar también:

  • Cuando tocas una superficie contaminada y luego te llevas las manos a la cara. (Es menos frecuente)
  • Una persona puede transmitir el virus desde un día antes de que se le desarrollen los síntomas hasta siete días después.

¿Quiénes son más propensos a contraer la influenza?

Según un estudio publicado en Clinical Infectious Diseases, descubrió que los niños son los más propensos a enfermarse a causa de la influenza y que las personas de 65 años de edad en adelante son las menos propensas a contraer la influenza. 

Los valores de incidencia promedio (o índice de ataque) por grupo etario fueron del 9,3 % para niños de 0-17 años, 8,8 % para adultos de 18-64 años y 3,9 % para adultos de 65 años de edad en adelante. 

Es decir que los niños menores de 18 años tienen más del doble de probabilidades de desarrollar una infección sintomática por el virus de la influenza que los adultos de 65 años de edad en adelante.

Presta atención a estos pasos para la prevenir la influenza

  1. Lava tus manos frecuentemente
  2. Evita tocar superficies
  3. Evita el contacto con enfermos
  4. Cúbrete la boca al estornudar y toser
  5. Crea hábitos saludables (alimentación y estilo de vida)
  6. Mantenga sus ambientes ventilados
  7. Evita los saludos de besos y mano
  8. Mantén tus defensas altas
  9. Ejercítate

Signos de alarma

  • Dificultad para respirar
  • Dolor persistente en el pecho
  • Dolor de cuello grave
  • Fiebre alta y tos excesiva
  • Convulsiones 
  • Silbido al respirar

ATENCIÓN: Si tienes la presencia de estos síntomas no te automediques, acude de inmediato a tu centro de salud más cercano.

Lee también: 7 Ingredientes naturales que purifican tus pulmones

7 pasos para controlar tu apetito y bajar de peso

7 pasos para controlar tu apetito y bajar de peso

Cuando nos proponemos bajar de peso a través de una dieta, es cuando más se nos presentan retos que pueden impedirnos cumplirla al pie de la letra. En una dieta para bajar de peso debemos ser cuidadosos con esos retos. Uno de ellos y considerado como el más común es el APETITO.

Esa sensación de hambre o ganas de comer en demasía puede llevar a producir esos kilos de más. 

Si no puedes controlar tu apetito pero quieres bajar de peso estos 7 pasos son para ti: 

1- Aprende a diferenciar el hambre de los antojos 

Hambre Antojo 
Aparece poco a poco y va aumentando la intensidad.Se presenta de repente.
Sientes el estómago vacío.Presentas deseo de comer al ver un alimento, olerlo o imaginarlo.
Puedes comer cualquier alimento que te guste. Solo deseas un alimento en específico
Puede estar acompañada de síntomas: dolor de cabeza, debilidad y sensibilidad.Puede aparecer cuando estás aburrido, estresado o triste.

2- No asocies tu hora de comer con actividades

Muchas veces solemos relacionar nuestra hora de comer con ver televisión, utilizar nuestro celular entre otras actividades.

Cuando comemos y realizamos actividades estamos sujetos a siempre hacerlo de esa forma . Eso puede ser un riesgo debido a que cada vez que veamos televisión por ejemplo, nos entre esa sensación de comer sin necesariamente tener hambre. 

3- Evita los alimentos que inducen el hambre 

Algunos alimentos como :


Pan blanco, Dulces ,Pasteles y pastas  pueden hacer que incremente tu hambre. Debes intentar sustituir estos alimentos por otros que te ayudan a saciar tu hambre como: frutas, verduras y granos como avena. 

4- Mastica despacio 

Un nuevo estudio de la Universidad de Hiroshima, en Japón Confirma que comer despacio masticando bien los alimentos no solo engorda menos, sino que tiene efectos beneficiosos para la salud, ya que reduce el riesgo de desarrollar síndrome metabólico, una enfermedad caracterizada por la presencia de tres o más factores de riesgo cardiovascular, como la obesidad.

La sensación de saciedad se produce 20 minutos después de empezar a comer. Si masticas rápido y con prisas puedes llegar a ingerir hasta dos o tres veces más de lo que realmente necesitas. Por lo que es recomendable comer despacio y masticar entre 20 o 30 veces cada bocado.

5- Evita el estrés 

Todos en algún punto de nuestras vidas experimentamos estrés. Unos por trabajo, exceso de tareas , quehaceres del hogar y otras actividades que desenfrenan el estrés. 

En esos momentos debemos ser muy cuidadosos porque solemos aferrarnos a la comida  buscando en este acto una manera de relajarnos, distraernos y sentirnos mejor: es algo que nos hace sentir bien porque libera numerosos neurotransmisores, como la dopamina, que hace que disminuya la sensación de angustia generada por el estrés y la ansiedad.

A todo este impulso natural se le suman ciertos alimentos, especialmente los altos en grasas que alteran la química corporal logrando calmar el sistema nervioso a corto plazo. Aquí es justo donde empiezas a subir unos kilos de más.  

6- Bebe suficiente agua

Tomar un vaso de agua antes de cada comida te ayudará a reducir la sensación de hambre. 

Al tomar agua llenamos de manera momentánea nuestro estómago. De esta manera  reducirás la cantidad de alimentos que ingieras y, en consecuencia, las calorías.

7- Apóyate con suplementos nutricionales 

Existen suplementos nutricionales que te ayudan a limitar la ingesta de alimentos y a quemar grasas para rebajar. En Laboratorios Rangel contamos con 3 poderosos suplementos que te ayudarán a bajar de peso.

Garcinia Cambogia

Garcinia Cambogia es un suplemento nutricional que ha demostrado ser efectiva para saciar el apetito y limitar la ingesta de alimentos, modula el tránsito intestinal, además, inhibe el proceso por el cual el cuerpo almacena ácidos grasos y colesterol.

Garcinia Cambogia y Chitosan

Suplemento Nutricional

Garcinia Cambogia y Chitosan es un quema grasa natural y adelgazante que evita que la comida se transforme en grasa y sea absorbida. Se recomienda para ayudar a la pérdida de peso, así como coadyuvante para reducir los niveles de colesterol y prevenir la irritación intestinal.

Té Verde

Suplemento Nutricional

Té Verde contiene el extracto seco de Camellia sinensis, el cual por su efecto suavemente diurético y regulador de la insulina lo hace un aliado muy eficaz en la lucha contra la obesidad, favoreciendo también, la eliminación de las grasas y ayudando a disminuir los triglicéridos. Su riqueza en polifenoles le confieren un gran efecto antioxidante combatiendo los radicales libres

“Nuestro cuerpo busca las maneras de compensar sus reacciones y la comida es una de ellas”, citó la psicóloga Rocío Lacasa.

Riesgos en la salud respiratoria por temporada ciclónica

Riesgos en la salud respiratoria por temporada ciclónica

La República Dominicana, por su ubicación geográfica en la región del Caribe, está situada en el trayecto de los huracanes y expuesta a fenómenos hidrometeorológicos (huracanes, tormentas tropicales, depresiones).

La temporada ciclónica, en nuestro país, se da entre junio y noviembre. En esta temporada se intensifican las lluvias y el cambio de clima, lo que aumenta las probabilidades de contagiarse o desarrollar alguna enfermedad respiratoria.

Aquí, el clima es muy cambiante: lluvias, vientos, calor excesivo y frío. Provocando así la propagación de enfermedades de nuestras vías respiratorias. 

Todo viene acompañado de fenómenos atmosféricos como tormentas, huracanes que no solo causan preocupación y malestar en las comunidades, sino que también impactan la salud de los ciudadanos. 

Te contamos cómo se relacionan las enfermedades respiratorias con la temporada ciclónica. 

Cambios de temperatura

Ahora hace calor, ahora hace frío, hay mucha lluvia, hay mucho viento. Son los cambios típicos que experimentamos durante la temporada ciclónica. Estos no son lineales, son muy variados y es, justamente, lo que provoca la dificultad de adaptación de nuestro cuerpo.

Tenemos unas células llamadas ciliadas que son parte de nuestro aparato respiratorio y se ven muy comprometidas por esos cambios bruscos de temperatura. Cuando estas células bajan rápidamente, el movimiento de los cilios (estructuras que pueden moverse y permiten el desplazamiento de diversos fluidos y partículas) tiende a disminuir hasta detenerse. 

¿Qué provoca esto?


Provoca la acumulación de moco y desencadena la aparición de infecciones y enfermedades respiratorias. 

Estos cambios térmicos afectan nuestra salud produciendo:

Resfriado común:  secreción nasal, estornudos y congestión.

Malestar general: dolor de cuerpo, dolor de cabeza, cansancio.

Alergias: Estornudos, picazón en la nariz, en los ojos o el paladar, mocos, nariz congestionada.

Mira aquí 7 remedios naturales para sanar la gripe

En la temporada ciclónica la lluvia es un protagonista y existen muchas cuestionantes relacionadas a las enfermedades respiratorias y esta. 

¿Me voy a enfermar si me mojo en la lluvia?

Hemos escuchado miles de veces a nuestros padres y familiares decirnos “No te mojes que te dará gripe, neumonía o incluso resfriado”.

Este es uno de los tantos mitos relacionados a las enfermedades de la vías respiratorias. Lo cierto es que no te vas a enfermar por mojarte en la lluvia.

La realidad 

La lluvia no te va a enfermar, lo que te enferma son los síntomas experimentados después que te expones a ella y te llevan a desarrollar una enfermedad respiratoria. 

La transmisión de gérmenes es la razón por la que nos enfermamos. Cuando contamos con ellos siendo asintomáticos y luego estamos bajo agua lluvia (generalmente fría) es lo que hace que estos síntomas se despierten.

Un punto interesante es que, cuando el agua lluvia toca el suelo hace que las bacterias y virus suban a la superficie, haciendo que en personas expuestas a ellos con sistemas inmunes incapaces de generar respuesta de protección se enfermen.

Esta es la razón por la que debes preocuparte por mantener tu sistema inmunológico alto.

La gripe a la vuelta de la esquina

¡Ten cuidado con la gripe en esta época!

Cuando la humedad absoluta es alta, las partículas que segregamos (estornudos, toses) y que portan los virus de la gripe son grandes y pesadas, por lo que pasan menos tiempo en el aire, caen al suelo. Cuando la humedad absoluta es baja, se dispersan, son más ligeras, y permanecen en el ambiente más tiempo.  En estos casos somos más propensos a contagiarnos de la gripe.

Te ayudamos a subir tus defensas 

Recuerda que tus defensas son una barrera protectora en contra de enfermedades. En temporadas ciclónicas pueden verse afectadas por los cambios de climas. 

Las personas con  neumonía, asma o bronquitis deben cuidarse más en temporada ciclónica.

Ya conoces porque aumenta el riesgo de enfermedad respiratoria en esta temporada, te invitamos a seguir estos 4 consejos para evitarlas.

  1. Evita los cambios bruscos de temperatura.
  2. Come alimentos que te ayuden a fortalecer tus defensas: Cítricos, legumbres, alimentos con vitamina A, etc.
  3. Mantén tu casa limpia. El polvo puede aumentar en estos tiempos debido a los vientos fuertes.
  4. Lleva tu paraguas contigo. 
Mi cuerpo es crujiente ¿A qué se debe?

Mi cuerpo es crujiente ¿A qué se debe?

Sentir tu cuerpo tan crujiente como un mero masticar de galletas crocantes puede ser común, pero a la vez te puede alarmar o parecer preocupante. Aún cuando esto se convierte en algo constante para tu cuerpo.

Te surgen preguntas como: ¿Por qué me cruje el cuerpo?, ¿Estaré enferma?, ¿Acaso ya estoy envejeciendo?. 

!Quédate que te cuento todo!

Esto se debe a tus articulaciones. Las articulaciones son estructuras que conectan dos o más huesos  que hacen que nuestro cuerpo sea flexible y le permita moverse. 

¿Crujidos?

El motivo más frecuente por el que crujen los huesos es debido a las burbujas de aire que se originan en el fluido sinovial, que es aquel que rodea y lubrica las articulaciones. Cuando este líquido sólo lubrica unas zonas o partes del hueso es porque los ligamentos se aprietan o se tensan.

“Los crujidos son burbujas que se rompen”

¿Debo alarmarme?

El ruido articular por sí solo no representa algún problema grave que requiera de algún tratamiento. 

Preocúpate cuando el crujido es constante acompañado de dolor. 

Si nuestro cuerpo está mucho tiempo sin moverse, se forman burbujas de dióxido de carbono en el líquido sinovial. Cuando decidimos movernos, al ponernos en marcha, estas burbujas a veces se rompen y liberan el gas, provocando el crujido.

Consejos

1- Aliméntate bien

Tener una buena salud articular depende mucho de los alimentos que consumes. Debes ser muy cuidadoso con todo lo que comes.

Te cuento algunos alimentos que te ayudarán: 

  • Hortalizas
  • Frutos secos 
  • Legumbres 
  • Cereales integrales
  • Proteína animal: Pescado etc…

2- Realiza estiramientos

No hacer ejercicios puede causar serios problemas sobre nuestras articulaciones. 

Algunos ejercicios son: 

  • Movimientos de cabeza de manera circular
  • Sentadillas
  • Movimientos circulares con la cintura

Te mostramos una gráfica de otros ejercicios que puedes realizar.

Set of Woman doing excercises, running stretching cardio jumping fitness, vector illustration

3- Evita crujir el cuerpo intencionalmente 

Esto puede hacer que tus huesos presenten dolor o puedas fracturarlos. Evita por completo hacer estos movimientos de manera intencional o podrías presentar problemas. 

Riesgos 

Cuando los crujidos son malos siempre hay señales que nos alertan, como por ejemplo el dolor, lo constate o el acompañamiento de otros síntomas. 

Visita tu médico si estos crujidos de tus huesos vienen acompañados de otros síntomas como dolor o inmovilidad. Así podrás saber si tienes alguna enfermedad articular  como osteoartritis, artrosis (desgaste del cartílago) y artritis de la articulación temporomandibular.

Acompáñate de suplementos naturales para las articulaciones 


Conoce 

PARVIT 

Un regenerador articular que está indicado en el tratamiento y prevención del dolor en la articulación de manos, muñecas, codos, espalda, cadera, rodillas y tobillos; regeneración del cartílago y articulaciones, entumecimiento o rigidez articular, dolor, crujidos, deformación o agrandamiento de las articulaciones, osteoartritis, artrosis (desgaste del cartílago) y artritis de la articulación temporomandibular.

También deberías saber que: 

———————————————————————————————————————-

El  sonido crujiente de tu cuerpo generalmente indica que un músculo está tenso y se encuentra causando fricción alrededor del hueso. El sonido también podría provenir de los tendones que rozan el hueso.